Iglesia de Cuenca Ecuador :: Arquidiocesis de Cuenca
Siganos en Twitter Siguenos en Facebook
Untitled Document



MONS. LUÍS ALBERTO LUNA, EL ARZOBISPO DE LA ÁMPLIA SONRISA


Monseñor Luis Alberto Luna, III Arzobispo de Cuenca, mostró todo el tiempo un carisma único para llegar a las personas. Por eso todos lo recordarán como el sacerdote de sonrisa amplia y sincera, que ofrecía al saludar con los obispos, sacerdotes, religiosos, autoridades y pueblo en general. Más cercano áun era el trato que tenía con los empelados de la Curia, a los que él llamaba “compaerñeros” de quienes recojimos sus testimnios.

TESTIMONIOS

Patricia Arias, secretaria de la Curia desde 1988, recuerda a Mons. Luis, como una persona sencilla, que siempre estaba pendiente de todas las personas que trabajaban con él y de las personas más necesitadas. Él siemrpe tenía una palabra de afecto, de cariño, era una excelente persona. Fue testigo que puso todo su carisma al servico de los afectados del desastre de la “Josefina” para ayudarles, cuando se quedaron sin nada. Por eso era muy querido por todo la gente.
Blanca Gómez, administardora de libreria Hermano Miguel de la Curia desde 1991, dijo que conoció a Mons. Luna, desde que ella colaborba en la pastoral de la parroquia San Cristobal. Seguidamente, exprezó, que fue una persona amable y que nunca llegaba a visitarle con las manos vacías. También que fue el ser humano que sintió mucho aprecio por las personas que promovían la pastoral en las zonas rurales.
Gerardo Merchán, quien se integró a la Curia en 1993, primero como mensajero en la oficina de recontrucción de la “Josefina” y luego como clasificador en imprenta EDICAY, recuerada a Mons. como una persona alegre, que siempre solía estar cantando. Además que era el sacerdote de la Curia que saludaba a las mujeres con un beso en la frente y a los hombres con un gran abrazo, a los cuales llamaba “compañeros”. También que solía compartir lo que estaba comiendo, así era un pequeño ducle, siempre lo distrobuía entre todos para que nadie se quedara con las ganas.
Nacy Amaya, colectora de la Curia desde 1994, señaló que Mons. Luna, le contrató durante el desastre de “La Josefina” para ayudar en la reconstrucción del desastre y posteriormente como colectora de la Curia. Dijo que Mons. era una persona muy cercana; amable, respetuosa y el que no hacía disitnción de clases sociales. Era el Arzobispo que brindaba el mismo trato a las autoridades y la gente del campo, que venían a visitarle. Por estas razones siempre le recordará como si fuera un ángel en su vida.


Secretaría de Comunicación

 
       
SANTA SEDE   CELAM   RIIAL   CEE   PASTORAL JUVENIL
DIRECCIÓN: Simón Bolívar 7-64 y Luis Cordero
TELÉFONOS: (593 7) 2847234 / 2847235 / 2831651
FAX : (593 7) 2844436
Siguenos en Facebook
Siganos en Twitter
Si necesita un sitio web visite www.Cuencanos.com