Iglesia de Cuenca Ecuador :: Arquidiocesis de Cuenca
Siganos en Twitter Siguenos en Facebook
Untitled Document


REFLEXIONES


SANTA NARCISA DE JESÚS

Diácono Reinaldo Hallo Ulloa

El 12 de octubre de 2008 fue canonizada por el Papa Benedicto XVI Narcisa de Jesús Martillo Morán. Nació en Nobol, cantón de la Arquidiócesis de Guayaquil, el 29 de octubre de 1832. Vivió y creció en la hacienda San José, junto a sus padres: agricultores y buenos cristianos. No consta su bautismo, pero se supone que fue bautizada por algún misionero dominicano que visitaba la región. Le llamaron Narcisa, siguiendo la tradición católica de imponer el nombre del santo del día. Lo confirmó el I Obispo de Guayaquil, Monseñor Francisco Javier de Garaicoa -a los 7 años- en las fiestas patronales del Señor de los Milagros o Cristo Negro de Daule.

Aprendió el oficio de costurera. Se dedicó mucho a la oración. Dejaba a los amigos y las fiestas por retirarse a orar en su casa o en el campo. Un guayabo agrio era su lugar preferido. Cumplía varias tareas domésticas, la costura y creó una atmósfera de fraternidad, alegría y paz entre sus 8 hermanos. Al morir su padre -a los 19 años- se trasladó a Guayaquil, acogida por la Señora Silvana de Navarrete. Allí dedicó su tiempo al trabajo doméstico, a la oración, penitencia y mortificación. No fue religiosa, su vida fue la de una piadosa laica. Su amor por los niños fue grande: les enseñaba el catecismo y les guiaba por el camino de la virtud, la moral y el bien. En la Casa de las Recogidas, junto a la Beata Mercedes de Jesús Molina, su compañera, enseñó a las jovencitas la costura, la oración y la piedad, inspiradas en las virtudes de la quiteña Santa Marianita de Jesús. Ayudaba con afecto a los enfermos y moribundos. Fue buena amiga para los pobres y mendicantes. Sus devociones principales eran la Eucaristía y la Virgen María. Gozaba del don de profecía y de hacer milagros.

A los 36 años viajó a Lima para recibir la dirección espiritual de Fray Pedro Gual. Sufrió su última enfermedad con gran resignación y paciencia. Ofreció al Señor su vida como víctima por la conversión de los pecadores. Murió el 8 de diciembre de 1869. Fue beatificada por Juan Pablo II en Roma el 25 de octubre de 1992. Benedicto XVI lo canonizó con la certeza que goza del Reino de Dios. Es una gran intercesora para el pueblo ecuatoriano.
 
       
SANTA SEDE   CELAM   RIIAL   CEE   PASTORAL JUVENIL
DIRECCIÓN: Simón Bolívar 7-64 y Luis Cordero
TELÉFONOS: (593 7) 2847234 / 2847235 / 2831651
FAX : (593 7) 2844436
Siguenos en Facebook
Siganos en Twitter
Si necesita un sitio web visite www.Cuencanos.com