Iglesia de Cuenca Ecuador :: Arquidiocesis de Cuenca
Siganos en Twitter Siguenos en Facebook
Untitled Document


REFLEXIONES


¿Qué es la avaricia?

Padre: Bolívar Jiménez Álvarez

El vocablo avaricia proviene del latín “avarus” que significa codicioso. Es el deseo y ansia excesiva y desordenada de adquirir o poseer más de lo que uno necesita. La avaricia es catalogada como uno de los 7 pecados capitales; es decir, de aquellos que generan y dan origen a otros como: la deslealtad, la traición deliberada, el incumplimiento de una responsabilidad asumida porque se le presenta una oportunidad más jugosa sin importarle las consecuencias, el dejarse sobornar, y lo que hoy está de moda en casi todos los ámbitos de la sociedad: la corrupción.

Es un pecado pernicioso por varias razones. Señalaré sólo tres: Primero, porque para conseguir dinero no le importan los medios (estafa, robo, engaño). Segundo, por dejar de mirar al Dios providente para convertir su “tesoro” en ídolo (Is. 2.7-8; Mt 6:24); la persona avara consagra toda su vida al dinero y deposita toda su fe y esperanza en la riqueza; cree que posee sus bienes, pero pronto es poseído por ellos. Y tercero, porque esta situación termina distanciándole de su familia y del prójimo, es decir, del que está a mi lado y me necesita.

Pero la avaricia no es solo un pecado sino que constituye un verdadero desorden psicológico. Para los especialistas en estas patologías, el avaro es, en esencia, una persona que teme la incertidumbre del futuro. La obsesión del avaro por acumular dinero y no pretender gastarlo responde a la inseguridad frente a lo que pueda ocurrir. Sin dejar de lado la prudencia en estos casos, para un avaro, el dinero es sinónimo de seguridad, y la falta de dinero lo es de miedo. Miedo ante acontecimientos desgraciados y no previstos, ante los cuales solo el dinero podría ayudarle.

La percepción del futuro del avaro suele ser pesimista; su capacidad de disfrute está totalmente bloqueada por su constante preocupación. El estilo de vida de un avaro suele ser, en casos extremos, casi miserable, se empeña en ahorrar en todos los aspectos de su vida: comida, ropa, comodidades, etc.
 
       
SANTA SEDE   CELAM   RIIAL   CEE   PASTORAL JUVENIL
DIRECCIÓN: Simón Bolívar 7-64 y Luis Cordero
TELÉFONOS: (593 7) 2847234 / 2847235 / 2831651
FAX : (593 7) 2844436
Siguenos en Facebook
Siganos en Twitter
Si necesita un sitio web visite www.Cuencanos.com