Iglesia de Cuenca Ecuador :: Arquidiocesis de Cuenca
Siganos en Twitter Siguenos en Facebook
Untitled Document


REFLEXIONES


¿Qué es la pereza?

Padre Bolívar Jiménez Álvarez

La pereza es un pecado capital del que casi siempre solo se ve un aspecto: el material, no el espiritual, siendo que ambas frontis estás cargados de una imperfección venenosa y una peligrosidad letal. En el campo existencial se entiende la pereza como letargo, aburrimiento, ningún interés por nada, pocas ganas de trabajar, escasa energía, alegría o entusiasmo. Es un vicio que trae cola de manera inmediata. Las consecuencias en la vida diaria se manifiestan en un mal carácter que aflige a quienes le rodean, enfermedades psicosomáticas, abulia, pobreza, auto-marginación, amargura.

Pero la pereza es más que eso: le priva, al perezoso, de las gracias que Dios da a todos los que lo pidan. Sí, porque en el ámbito espiritual, muchos experimentan tristeza en lugar de alegría al solo pensar en el esfuerzo que tienen que hacer para seguir a Dios y recibir de Él una vida humana transformada. Están angustiados ante la perspectiva de lo que les podría pasar en caso de abrazar la fe más profundamente, más consecuentemente. A causa de la pereza, la idea de una vida buena y el regalo de una humanidad transformada no les inspiran alegría, sino aversión o incluso disgusto, porque esta manera de ser es vista como demasiado pesada o que exige dejar de lado los placeres o pecados de los que se disfrutan actualmente.

Este tipo de pereza, hoy en día es agravada por la híper-estimulación existente. En efecto, el ritmo frenético, las interrupciones interminables, la abundancia de entretenimiento, las películas de ritmo rápido, y los videojuegos, hacen que desde que despertamos hasta que caemos en la cama al final del día, casi nunca tengamos un momento de silencio o que no estemos siendo bombardeados por imágenes, a menudo vacilantes y rápidamente cambiantes. Esto hace que las personas puedan ser entusiastas acerca de muchas cosas, menos de Dios y de la fe. las personas puedan ser entusiastas acerca de muchas cosas, menos de Dios y de la fe. Para terminar bien vale recordar estas 2 advertencias de la Biblia: “La mano de los diligentes seño-reará; más la negligencia será tributaria.” (Prov.12:24); “El alma del perezoso desea, y nada alcanza; mas el alma de los diligentes siempre será prospera.” (Prov. 13:4).

(Nota: Sus “Interrogantes que nos plantea la fe”, favor hacérnoslos llegar a boji@etapanet.net Con gusto le responde-remos)
 
       
SANTA SEDE   CELAM   RIIAL   CEE   PASTORAL JUVENIL
DIRECCIÓN: Simón Bolívar 7-64 y Luis Cordero
TELÉFONOS: (593 7) 2847234 / 2847235 / 2831651
FAX : (593 7) 2844436
Siguenos en Facebook
Siganos en Twitter
Si necesita un sitio web visite www.Cuencanos.com