Iglesia de Cuenca Ecuador :: Arquidiocesis de Cuenca
Siganos en Twitter Siguenos en Facebook
Untitled Document


REFLEXIONES


¿TIENE SENTIDO EL SUFRIMIENTO?

Padre Bolívar Jiménez Álvarez

El dolor y el sufrimiento ─dos realidades interconectadas pero distintas. El dolor pertenece a la dimensión física en tanto que el sufrimiento a la moral─, es un tema espinoso muy difícil de explicar, bastante trabajoso de entender y muy penoso de soportar; pero es una realidad misteriosa que nos circunda y afecta a todos, buenos y malos, santos y pecadores, ricos y pobres, y que a gritos exige una explicación, que unos la entienden y aceptan con un fatalismo estéril, otros la rechazan con ira y unos pocos con docilidad redentora. Pero… ¿Qué decir en pocas palabras del sufrimiento?

Lo primero que hay que considerar es que Dios no es el autor del sufrimiento, Él no ha creado al hombre ni le ha puesto en el universo para que sufriera, sino para que sea enteramente feliz. ¿Qué paso? Que el primer hombre, seducido por el diablo y haciendo mal uso de su libertad, quiso ser feliz por su cuenta, al margen de Dios, y de esa rebeldía hizo brotar el sufrimiento; triste realidad que heredamos y que la acrecentamos el resto de la humanidad con nuestros deplorables comportamientos. En este ambiente mal sano causado no por Dios sino por el hombre como acabamos de ver, hay víctimas y victimarios, y es en esa atmósfera en la que ha entrado Dios para redimirnos. Jesucristo al hacerse hombre se sujetó a las condiciones humanas y con su dolor físico y su sufrimiento moral ha restaurado el camino al cielo. Aquí tiene sentido el adagio: “Dios escribe recto en líneas torcidas”. Sí, porque al sufrimiento que es en sí mismo algo malo, Dios lo ha transformado en OPORTUNIDAD para que el hombre se enrumbara hacia la auténtica felicidad. Él parece decirnos: “si el hombre no quiso ser feliz plena y eternamente, es decir, no quiso llegar al cielo por el camino de la obediencia, que llegue al cielo ─le espero y le he posibilitado─ por el sendero del sacrificio, transitando por los riscos que él mismo se ha puesto y las espinas que él mismo ha sembrado.”

¿Qué hacer con nuestro sufrimiento? Asociarlo al sufrimiento redentor de Cristo. Sólo así el dolor adquiere sentido y es bueno, nos libera de la desesperación y la incertidumbre. Así lo han entendido y han hecho los santos, por ello todos los cristianos sentimos que sus nombres brillan en el firmamento de la gloria. (Todas las inquietudes serán respondidas al correo: boji@etapanet.net).
 
       
SANTA SEDE   CELAM   RIIAL   CEE   PASTORAL JUVENIL
DIRECCIÓN: Simón Bolívar 7-64 y Luis Cordero
TELÉFONOS: (593 7) 2847234 / 2847235 / 2831651
FAX : (593 7) 2844436
Siguenos en Facebook
Siganos en Twitter
Si necesita un sitio web visite www.Cuencanos.com